Como continuación a lo que os veníamos exponiendo en los anteriores posts de enero y febrero sobre las Casas Pasivas, en las que definíamos a través de una comparativa con las nuevas construcciones adaptadas a la normativa europea y en las que definimos el consumo de una Casa Pasiva a través de la demanda de energía y el rendimiento medio del sistema. Ahora vamos a concluir con unas pautas sobre las Casas Pasivas.

Con todo visto con anterioridad llegamos a unas conclusiones, así como a contemplar con claridad cuales son las diferencias entre aplicar la normativa europea actual o los requerimientos de una Casa Pasiva o Passivhaus:

La hermeticidad, la CTE HE de 2019 habla de 3 renovaciones de aire por hora, la Passivhaus tan solo de 0,6 que se consigue utilizando ventanas especiales con acristalamientos triples y el tratamiento y control de todas las uniones y juntas del edificio.

Ventilación, esto nos lleva garantizar la calidad del aire interior que respiramos, así se suministra aire del exterior, se acondiciona térmicamente y se expulsa en la misma cantidad que entra. En la CTE HE 2019 obliga a dotar al edificio de un sistema de ventilación que garantice la calidad del aire interior. No tiene por qué ser mecánica y por tanto no es obligatoria la recuperación del calor. En el caso de una Passive House el sistema de ventilación es mecánica con recuperador de calor, de esta forma no se pierde la energía utilizada para acondicionar el aire cuando este se renueva.

Climatización: la CTE HE 2019 no limita el tipo de energía puede ser gas, electricidad…En el caso de una Passive House el consumo es únicamente eléctrico y logrado a través de aerotermia o geotermia, de esta manera el edificio no emite gases.

De esta manera el ahorro energético respecto a los edificios con la normativa CTE HE 2013 es significativo, en el caso de los edificios construidos conforme a la normativa de la CTE HE 2019 es de un 40% y en el caso de una Passive House el ahorro energético asciende a un 75%.

Por tanto, se ha acortado mucho la distancia entre un edificio que simplemente cumplía la normativa y una Passive House, pero aún queda mucho camino por recorrer y no será hasta 2030, cuando está previsto el siguiente cambio normativo y entonces ambos tipos de construcciones se acaben igualando.

En Adyg de Proyectos construimos tu Casa Pasiva, consúltanos. También en www.adyg.es