Tipos de fachadas

La fachada de una casa es parte fundamental en la estética y el diseño de una vivienda; y a su vez dota de carácter a dicha construcción. Al ser la  pared exterior de tu nueva vivienda, es el aspecto que definirá la primera impresión que cada persona tendrá al pasar junto a la misma y ya se sabe que las primeras impresiones cuentan y mucho. Haciendo una similitud podemos asemejar la fachada de una vivienda como el exterior de una persona y su manera de vestir, las hay de diferentes tipos pero algunas llaman más la atención que otras.

Una fachada no debe ser solo bonita, moderna o llamativa, sino que también desempeña un papel fundamental en la protección interior de la vivienda, como por ejemplo contra las humedades,  ya que esta se ve expuesta a todo tipo de factores externos, algunos de ellos extremos, como son la lluvia, el viento, la nieve o el granizo. Si el cliente así lo desea, es posible reforzar la labor protectora de la fachada recubriéndola con capas de aislamientos y otros agentes protectores. Hoy os traemos una variedad de los distintos tipos de fachadas que podemos realizar para su hogar.

Fachada de piedra natural

Fachada de piedra natural

Entre todos los tipos destacan las fachadas pesadas. Son aquellas fachadas tradicionales, de ladrillo visto, aplacados, de piedra o madera. Proporcionan estabilidad a la estructura y ofrecen una protección óptima contra los agentes externos.

Del lado opuesto están las fachadas ligeras. Son livianas y no tienen relación con la estabilidad de la estructura. No son las mejores para el aislamiento térmico y tampoco tienen una buena capacidad de aislamiento acústico. Por esta razón, en ocasiones son costosas porque implican una inversión mayor en calefacción extra o aire acondicionado. Como ventajas destacan que tienen poco peso, permiten que la luz pase fácilmente y son fáciles de montar en edificaciones de gran altura.

Fachadas transventiladas, prefabricadas, inteligentes y verdes

Otro tipo de fachadas que podemos distinguir son las fachadas transventiladas. A este tipo de fachadas se les conoce también como muros cortinas, son placas de piedra o cerámica, se utilizan mayormente en edificios institucionales porque ofrecen un acabado de mayor calidad.

Fachadas prefabricadas

Fachadas prefabricadas

Al hablar de fachadas prefabricadas, nos referimos a aquellas compuestas por módulos de pared, elaborados en talleres, de modo que al llegar a la obra sólo hay que ensamblarlos. Inclusive se pueden llegar a montar fachadas prefabricadas con ventanas y puertas instaladas. El hormigón y la madera suelen encontrarse en este tipo de fachadas. Dentro de las fachadas prefabricadas también podemos encontrar fachadas prefabricadas ligeras, más livianas y de mayor adaptación.

Finalmente, y debido a la evolución de  la tecnología y la creciente preocupación por el medio ambiente, hay que destacar dos nuevos tipos de fachadas que están siendo tendencia y son cada vez más realizadas:

La primera de ellas hace referencia a las fachadas inteligentes. Son aquellas fachadas con mecanismos domóticos sofisticados que dotan a la fachada de capacidades informativas y son capaces de cambiar su configuración según la hora del día o las condiciones atmosféricas.

La segunda de ellas hace referencia a las denominadas fachadas verdes. Son aquellas fachadas en las que la vegetación es parte fundamental. Es la propia vegetación quien actúa como protección de los agentes externos y actúan como aislante en la regulación de la temperatura interior del hogar.

Ahora que ya conocéis algunos de los tipos de fachadas más utilizadas, los diferentes tipos de recubrimientos y las tendencias de los últimos años en lo referente a tecnología y mimetización  con el medio ambiente, desde ADyG proyectos os animamos a que visitéis nuestra web www.adyg.es y rellenéis nuestro formulario si estáis interesados en realizar vuestra nueva vivienda.