En Adyg de Proyectos somos arquitectos y expertos en la construcción de Casas Pasivas, por eso te contamos por qué es interesante que tu nueva casa sea una Casa Pasiva o vivienda con certificado Passivhaus.

Partiendo de la base de que en una Casa Pasiva se aprovechan todos los recursos disponibles, para lograr casas con un gran confort interior, con un aislamiento excepcional y con una temperatura casi constante durante todo el año. Esto va acompañado de un consumo energético responsable y casi inexistente.

Cuando decimos que aprovechamos y optimizamos los recursos o fuentes de energía naturales de los que disponemos, nos referimos a que el terreno y por tanto la vivienda debe contar con unas condiciones particulares a las que sacaremos partido, como:

La ubicación de la parcela, es necesario que esta disponga de un espacio determinado exento de arbolado y que a su vez la parcela este expuesta a la luz del sol.

La orientación con respecto al sol de la vivienda y por tanto el control de las zonas de sombra que tendrán como consecuencia una mejor ventilación natural o un control más eficiente del calor y el frio que provienen del exterior.

Todo esto junto con un perfecto aislamiento o hermeticidad de la vivienda, conseguido con ventanas especiales con acristalamientos triples y el tratamiento y control de todas las uniones y juntas en puertas, ventanas, cajas de persianas, fachadas y tejado, harán que se controlen:

La ventilación, que es mecánica y con recuperación del calor y la humedad,

El consumo de electricidad, en una Casa Pasiva es únicamente eléctrico y logrado a través de sistemas de aerotermia o geotermia. Como consecuencia se reducen nuestras necesidades de aire acondicionado y calefacción.

También se controla el consumo de los electrodomésticos,

La suma de todo ello lleva a la consiguiente reducción del consumo eléctrico.

Por tanto, podemos decir que este tipo de vivienda además de ser eficiente es respetuosa con el medio ambiente por su bajo consumo energético, que puede reducirse hasta un 75%. También son casas saludables para sus propietarios pues en ellas no penetran ni el aire, ni agua, tampoco partículas flotantes o contaminación, que quedan fuera de la casa.

Esto último nos puede llevar a la idea equivocada de que el alto aislamiento de una Casa Pasiva hará de ella una burbuja en la que el aire no se renueva, el aire se renueva y es más saludable, pues se trata de una ventilación mecánica realizada con conductos de aire, dotados de filtros y sistemas de recuperación del calor, que hacen que el aire circule por la vivienda renovándolo de manera continua. Así el aire es más limpio y al calentar o enfriar previamente el aire que traemos del exterior, no perdemos temperatura en la vivienda.

En Adyg de Proyectos construimos tu Casa Pasiva, consúltanos. También en https://adyg.es/