Como continuación de la entrada de blog del pasado mes de enero, os seguimos ampliando la información sobre Casas Pasivas o Passivehaus y normativa europea, un tema de actualidad y muy interesante para todos los que trabajamos en este sector y particulares que buscan hacerse una nueva casa. Por tanto, como resumen de los expuesto anteriormente las casas pasivas van muy delante de la normativa europea actual al respecto. Aunque ambos tienen un solo objetivo común, reducir al máximo la huella de carbono y el consumo energético. Definimos el consumo a través de la relación de dos factores:

La demanda de energía

Y el rendimiento medio del sistema.

Así el consumo es igual a la demanda entre el rendimiento, lo que nos lleva a determinar que la reducción del consumo se logra reduciendo la demanda y aumentando el rendimiento de los elementos que consumen energía.

Una baja demanda de energía se logra con el diseño de edificios con un buen comportamiento bioclimático y con el control de la calidad de la envolvente. Esto último se consigue con tres parámetros:

  1. Con el aislamiento térmico o conducción,
  2. El control de la energía solar o radiación,
  3. Y por último con el control de la permeabilidad al aire del edificio o convención.

La baja demanda de energía de la que hablamos también se consigue con la limitación del consumo, limitando el consumo de energía primaria total, en la Passive House el límite es todavía mas reducido. Y por último otra forma de conseguir esta baja demanda de energía es potenciando la utilización de energías renovables.

En Adyg de Proyectos construimos tu Casa Pasiva o Passivehaus, consúltanos. También en www.adyg.es