Con el fin de aumentar la calidad de vida de las personas, desde hace ya más de una década, científicos de todo el globo han optado por investigar en el campo de las nuevas tecnologías aplicadas más allá del campo de la salud. Concretamente en el campo de la comodidad y el confort. Entre todos los sistemas que se han ido desarrollando destacamos el ámbito laboral, el cual siempre ha sido foco de proyectos para aumentar la eficacia de los procesos de manufacturación y comercialización. Pero hoy nos centraremos más en el campo de la vida familiar: Nuestro hogar.

Hoy día no solo contamos con móviles, ordenadores y televisores inteligentes capaces de satisfacer nuestras necesidades con una simple orden, también contamos con las conocidas casas inteligentes, las cuales nos brindan una amplia cantidad de posibilidades a la hora de facilitarnos la vida cotidiana. Pero, ¿Qué es la domótica? ¿Cómo funciona? Y sobre todo, ¿Hasta dónde alcanza la automatización que ofrecen?

Una casa domótica constituye una nueva forma de ver una vivienda familiar. Más cómoda, más segura y más económica. Su funcionamiento a simple vista constituye en diversos mecanismos que, trabajando al unísono, automatizan todas las labores del hogar que anteriormente debíamos hacer las personas.

En este tipo de viviendas se automatiza el consumo de energía de la manera más óptima. La iluminación solo se activa cuando hay personas en la habitación y su intensidad se regula automáticamente dependiendo del lugar y/o momento del día. Es consciente del tiempo y de la iluminación natural, por lo que su consumo está completamente minimizado.

 

SEGURIDAD EN TU HOGAR

En cuanto a la seguridad, las casas domóticas cuentan con sistemas de control por video portero. Estos sistemas no solo graban y detectan cualquier tipo de malversación o hurto; también son capaces de identificar rostros faciales para permitir entrar a las personas con acceso a la vivienda y cerraduras inteligentes que no precisan de llaves tangibles para entrar. También están diseñadas para poder hacer seguimientos de la hora de llegada de ciertos integrantes de la casa. Además, para el tema de la seguridad dentro de la casa contamos con alarmas y detectores inteligentes capaces de anticiparse a los problemas, ya bien avisando a las autoridades competentes (Bomberos, policía, etc) como para sellar el hogar si la situación lo requiriera.

Todos estos sistemas como hemos dicho anteriormente se encuentran centralizados, de manera que con solo un teléfono inteligente podemos modificarlos para adecuarlos a nuestras preferencias personales. La domótica prevé las necesidades que queremos pero siempre es recomendable entender el sistema y hacer el mejor uso que podamos de las comodidades que nos brinda.

En conclusión, desde ADyG, como imaginamos  en cualquier otra empresa de prestigio del sector, consideramos que una casa domótica no es algo del futuro, sino del mismo presente. Un sistema capaz de automatizar todas las labores de un hogar supone el culmen de la fusión entre tecnología, hogar y comodidad. En nuestro país, este campo se ha reservado hasta ahora sobre todo en el campo de las empresas, pero animamos a todo aquel interesado en esta maravillosa tecnología a investigar y comprender el funcionamiento. Es un campo aún por explotar, pero indiscutiblemente es hacia donde todos debemos y queremos ir.

Si estás interesado en realizar alguna vivienda o proyecto te recomendamos sin duda la inclusión de alguno o varios de estos sistemas, pero siempre contando con la opinión y visión de especialistas contrastados. Desde ADyG siempre contamos con los mejores materiales y herramientas para crear el hogar de tus sueños, te invitamos a consultar más información en o a través de www.adyg.es nuestro formulario de contacto.